Cómo controlar una PC a distancia

Como noté que mucha gente busca cómo prender su computadora a distancia, me pareció justo hacer un tutorial sobre cómo controlarla. Qué sentido tiene si no, ¿cierto?

Hay más de una manera, dependiendo tu configuración y lo que quieras lograr. No voy a cubrir todas, sino solo las más comunes, que logré probar. Vamos por pasos:

Método 1: gráficamente

La mayoría de la gente no sabe de lineas de comando, ni quiere saber. Por suerte se puede controlar otra computadora remotamente de la misma manera que controlamos el equipo local. Pero, nuevamente, hay muchas maneras…

Configuración 1: VNC (la clásica)

VNC (Virtual Network Computing, o Computación Virtual en Red) es un viejo amigo a la hora de controlar equipos de manera remota. Necesitamos un servidor que se instala en la PC a controlar, y un cliente en la PC que usaremos para controlar. Básicamente, tendremos una ventana que nos muestra el escritorio remoto en su totalidad. VNC requiere que la computadora remota se encuentre corriendo el servidor en todo momento, pero eso no implica que haya una sesión iniciada.

VNC no es muy avanzado: simplemente transmite imágenes del servidor al cliente, y comandos del cliente al servidor. Esto puede resultar un poco pesado para una conexión pobre, pero personalmente no tuve muchos problemas al usarlo.

VNC no es un programa específico: es un protocolo muy difundido, y con miles de implementaciones. Entonces, es difícil recomendar un programa sobre otro. Por lo demás, existen implementaciones de VNC en prácticamente todas las plataformas conocidas (creo que incluso para Android y/o iOS). En mi experiencia, Real VNC funciona bien en Windows. Ubuntu incluye desde su instalación el programa Remmina, que permite almacenar varias configuraciones y conectarse con varios protocolos, así como un servidor VNC (desactivado por defecto para evitar ingresos indeseados).

Instalar y correr un servidor VNC es simple, salvo los casos en los que el usuario se encuentra detrás de un router, ya que deberá realizar port forwards (pueden encontrar instrucciones sobre eso en la entrada sobre encendido remoto). Sin embargo, una vez pasada la configuración, hace su trabajo. Tal vez no es la mejor, pero siempre sirve.

Configuración 2: RDP (la inteligente)

RDP (Remote Desktop Protocol, o Protocolo de Escritorio Remoto) fue creado por Microsoft para su uso exclusivo en Windows, y tiene una premisa muy similar a la de VNC, pero con una diferencia fundamental: no transmite (solo) imágenes. RDP comprende un poco más lo que sucede en la computadora, y puede transmitir ciertas cosas como datos simples, salvándonos una gran cantidad de ancho de banda.

Por otro lado, también puede ser más limitado. En Windows, RDP solo permite 1 conexión por usuario. Si estás usando tu computadora, y alguien más accede a ella, usando el mismo usuario (local o remotamente), RDP te “echa”, por asi decir. Hay así manera de hackear el sistema para que lo permita, pero no viene así por defecto, lo cual puede ser un problema. Creo que no es así para otras implementaciones, de todos modos.

Windows viene con RDP incluído. De hecho, ese es el punto: es un protocolo de Windows. Luego algunas personas crearon implementaciones abiertas, que tengo entendido están disponibles para OS X. Ubuntu puede conectarse usando Remmina, y en todas las distribuciones de Linux se puede instalar un servidor RDP con el paquete xrdp (click acá si estás en Ubuntu).

Si uno se encuentra fuera de LAN (es decir, en otra red) y el equipo remoto está detrás de un router, tal como con VNC, va a haber que manejar puertos. El puerto por defecto de RDP es 3389, pero si controlás más de una computadora puede que lo quieras cambiar.

Configuración 3: LogMeIn (la nube)

Este es un caso excepcional, ya que LogMeIn no es un protocolo, ni tampoco puedo decir que sea común, pero lo probé y en mi experiencia logré casos satisfactorios. LogMeIn es un programa propietario, disponible para Windows y OS X, que solo requiere la instalación de un servidor, y un usuario en la página web. “¿Pero entonces -pregunta el lector intrigado- cómo lo controlo? Seguramente necesito un programa cliente.” Sí y no. Las computadoras se conectan a la cuenta del usuario, quien puede controlarlas accediendo a la página web en cualquier navegador (siempre que se tenga Java instalado). Esto es sumamente útil si uno tiene múltiples computadoras, y es mucho más simple que un servidor VNC (nada de port forwards, el servidor se encarga de todo).

Mi única decepción es que no esté disponible el servidor para Linux, pero tampoco es mi elección predilecta porque funciona prácticamente igual a VNC, solo que sin la molestia de configurarlo. Es una buena opción para el usuario que no quiere pensar mucho y simplemente quiere tener el programa funcionando.

Claro está que hay miles y miles de alternativas. TeamViewer es otra muy conocida. Me pareció pertinente tocar, por lo menos, VNC y RDP, y agregué LogMeIn por ser muy fácil.

Método 2: por terminal

VNC y LogMeIn son muy lentos, RDP muy limitado, o tal vez ni siquiera tenés un ambiente de escritorio. Sea el caso que sea, la terminal es indudablemente la herramienta más poderosa de cualquier equipo, y SSH es su hermano remoto.

SSH (Secure SHell, o Shell Seguro), cuyo nombre deriva de sh, la interfaz de linea de comandos de UNIX, es (como el nombre implica) una conexión ultra segura por terminal. Es muy rápida ya que solo transmite texto (aunque se puede usar para transmitir otros datos), y super flexible. Probablemente la mejor manera de manejar un servidor.

Windows no tiene las mejores implementaciones ya que no se trata de un sistema POSIX o UNIX-like como Linux o OS X, pero leí que la hay. En Linux, la cosa es muy simple. Basta con instalar el paquete openssh-server (click acá si estás en Ubuntu). Hasta donde puedo ver, el cliente OpenSSH viene preinstalado en Ubuntu; en Windows, una excelente alternativa para el cliente es PuTTY. Para conectar con otro equipo, escribimos ssh x.x.x.x, donde x.x.x.x es nuestra IP, o URL en su defecto. Remmina también nos permite conectarnos a través de SSH, muy similar a PuTTY, y puede ser muy útil si uno tiene a conectarse reiteradamente.

Cabe resaltar una vez más que, si uno se encuentra fuera de la red local y hay un router de por medio, hay que configurar los puertos en él (SSH elige el puerto 22 por defecto).

SSH, al conectarnos, nos presenta con una simple terminal, idéntica a las terminales que accedemos localmente, y se comporta de la misma manera. Esto nos permite operar con mucha libertad, salvo por la falta de aplicaciones gráficas, claro, pero si elegimos SSH, es porque no necesitamos ventanas :P

Estos son los métodos más convencionales de controlar una computadora a distancia. Espero que les haya servido. Si tienen algún problema, o quieren más tutoriales, no duden en agregar un comentario.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s